Buscar este blog

"Fascinación" Luisa Vehil, Miguel Faust Rocha y la intolerancia política en marzo de 1946



Escudos de la Unión Democrática y del Partido Laborista


En diciembre de 1945 se instala como fecha de elecciones presidenciales el 24 de febrero de 1946, es decir que para los argentinos fue un verano cubierto por una ardorosa campaña electoral con altos niveles de discusión política y  enfrentamientos muchas veces violentos, en todos los estamentos sociales. 
Lidia Lamaison
En el mundo teatral esas discusiones fueron más evidentes y públicas por sus propia naturaleza; desde las Asociación Argentina de Actores y otras entidades como la Federación Argentina de Espectáculos Públicos, o Argentores (Asociación Argentina de Autores)  se debate hacia adentro y hacia fuera de las entidades, hay intereses opuestos, se reclama, por ejemplo, que no menos del 50% de la obras que se presenten sean nacionales, o que el 70% de los elencos sean de artistas argentinos o que las compañías extranjeras no superen los dos meses en cartel,  se lucha, en definitiva, por cuotas de poder dentro de las entidades, por privilegios empresariales o por derechos laborales o de autor.
Pedro Quartucci
Muchas figuras del medio se pronuncian a favor del Partido Laborista que promueve la candidatura del Coronel Perón, como Hugo del Carril, Pedro Quartucci  o Tita Merello, pero no son menos los que conforman la "Agrupación de Actores Democráticos" dirigida por Lidia Lamaison, Pacual Nacaratti y otros que apoyan a la denominada "Unión Democrática"coalición opuesta a Perón.
Luego del 24 de febrero con el aplastante triunfo de Perón, los enfrentamientos lejos de aplacarse se agudizaron. Principia marzo y  Pedro Quartucci es agredido físicamente a la salida del teatro por un grupo de antiperonistas y en el Teatro Smart, que regenteaba para ese entonces Alberto Ballerini, esposo de Blanca Podestá, se estrena la obra "Fascinación" del dramaturgo inglés Keith Winter y que protagonizan Luisa Vehil y Miguel Faust Rocha, junto a Milagros de la Vega, María Rosa Gallo, Maurice Jouvet y Bernardo Perrone. 
Luisa Vehil y María Rosa Gallo habían apoyado abiertamente a la Unión Democrática. Un atentado con bombas de alquitrán sobre el frente del teatro, un fallido intento de detener a gritos la función y la rotura de algunos cristales que causó heridas leves a dos mujeres, fueron el inicio de una etapa de intolerancia de ambas partes, que alejaría primero a unos y luego de 1955 a otros de los escenarios.
La pieza de mi colección que aquí presento, es el programa de mano ilustrado*   de aquella presentación en el Smart que quedó en la historia de nuestro teatro más por su significado político, que por sus valores teatrales.
*( Programa de mano Ilustrado; así se llamaba y se vendía por un adicional de 10 centavos al valor de la localidad y era editado por Alberto Escaris , el famoso PBT de Avellaneda, hombre de la noche porteña al que Cadícamo le dedicara un poema)



Néstor Ibarra, que ya había dirigido en Argentina una serie de obras del teatro francés en el Maipo, donde contó también con Maurice Jouvet en el elenco, es quien toma la dirección de esta obra: 




 A Luisa Vehil ya le he dedicado otras publicaciones en este blog (ver en el buscador) de modo que repetiré aquí algunos pasajes de su biografía:
Nacida en 1912 forma parte de una dinastía de actores, dicen que su primera vez en un escenario fue a los pocos días  de nacer en brazos de su madre. Su primer personaje fue con  "El burlador de Sevilla", aunque su debut como dama joven fue en la compañía española de Julio San Juan, para pasar luego al la de Luis Arata.
En Chile alcanzó el rango de primera actriz. De regreso, trabajo con Nicolás Freges y Paulina Singerman y encabezo el cartel con Mario Soffici y Santiago Arrieta. Tras una gira por Uruguay en 1932, se incorporo al Teatro Nacional de la Comedia, hoy Cervantes. Allí durante siete temporadas consecutivas interpretó personajes importantes y los más diversos textos. 
Ya al frente de su propia compañía en el teatro Liceo y con su marido (de apellido Bullrich) como empresario, se lució en "La casa de los siete balcones", "El luto de Electra", "La idiota", "María Estuardo"," Los árboles mueren de pie", "Juana de Arco". Fue elegida por mismo Alejandro Casona para estrenar sus obras y era habitual ver el cartel de "localidades agotadas" en boletería. El público siempre le respondía con fervor y la crítica la elogiaba sin reparos, por su excelente llegada al público era elegida para diversas publicidades.
También dirigió la Comedia Nacional entre 1964 y 1966, durante el Gobierno Radical de Arturo Illia. En 1933 debutó en la pantalla grande con  "Los tres berretines",la producción inaugural de la Luminton, en la que trabajó con Arata y Luis Sandrini, pero aunque filmó bastante no le dio el cine muchas oportunidades de mostrar todo su talento. 
Un problema en la columna no le impidió en el tramo final de su vida trabajar en cine, teatro y televisión en silla de ruedas. También formó parte en esa etapa del directorio del fondo internacional de las artes.
Se recuerda a Luis Vehil , como una de las pocas actrices de su generación, considerada siempre de avanzada por su forma de actuar y por los autores que eligió poner en escena.


Miguel Faust Rocha vivió en Gascón y Alsina de Banfield, hoy el anfiteatro de Lomas de Zamora lleva su nombre. Fue un actor de radio, cine, teatro y televisión que nació en Vicente López,  el 6 de agosto de 1898 y falleció en la Ciudad de Buenos Aires, el 6 de marzo de 1961 luego de una extensa carrera profesional.

Aquí lo vemos junto a Luisa Vehil interpretando Cyrano en el Teatro Cervantes.




Sofía Bozán y Blanca Podestá tomadas del brazo de Miguel Faust Rocha, luego Gloria Guzmán,  Mercedes Simone  y Alberto Vacarezza. Con dedicatoria de Blanca Podestá a Faust Rocha.



Aquí lo vemos como integrante de la Compañía de Blanca Podestá, Año 1920. Faust Rocha es el primero a la izquierda abajo, a su derecha Ricardo Passano (padre) detrás,a la izquierda Enrique Santos Discépolo y Miguel Gomez Bao. Las firmas de ellos rodean la fotografía. Original perteneciente al Museo del Cine.




También se destacó en radio; aquí lo vemos a Miguel Faust Rocha (primero a la izquierda) junto a Nedda Francy, Enrique De Rosas y Blanca Tapia, en ese orden, en Radio Belgrano.











1 comentario:

Dante Bertini dijo...

estimado e incansable amigo...soy de los que todavía recuerdan a todos estos, para mi adorables, actores...Luisa Vehil, con sus ojos húmedos y su voz cálida y profunda, fue siempre una de mis preferidas, aunque Lidya Lamaison me gustaba casi tanto como ella...gracias otra vez por compartir generosamente tus tesoros, y un abrazo