Buscar este blog

Francisco E. Collazo, el autor "inmoral" y el escándalo de "Al Campo de Mayo" Año 1910

Francisco E. Collazo


Francisco E Collazo nace en Buenos Aires en 1888, a él,  el teatro argentino de principios del siglo XX  le debe varios títulos, muchos de ellos francamente controvertidos, como Mi hermano, el seminarista que estrenara Enrique Muiño, donde el celibato se pone en discusión. Pero en octubre de 1910, Collazo estrena su “Sainete, lírico, dramático” titulado “Al Campo de Mayo” con música del pianista y compositor Arturo de Bassi, en la noche del 29, en el Teatro Nacional. Todos los diarios de la época se ocuparon del tema y el criterio fue tan diverso que difícilmente se puedan comparar más de dos opiniones parecidas; las calificaciones de muy buena, regular o mala, se repartieron por igual, pero ninguna crítica de la época llegó a definirla como “antimilitarista” o “antipatriótica” tal descalificación apareció luego, entre algunos militares que pudieron publicar sus opiniones como "cartas de lectores", obligado por esto, Francisco Collazo salió a la palestra a tratar de refutarlos. 
Arturo De Bassi

Entretanto la obra seguía sosteniéndose en cartel con amplia preferencia del público y hasta tal punto que a partir del martes primero de noviembre de 1910 deben realizarse funciones extras, aunque ya se hacían tres diarias a sala llena, lo que nos demuestra que el público acudía a aplaudir los valores teatrales que pudiera tener la obra, pero también, para partcipar de la polémica que ya se extendía a las mesas de café.
Pero de pronto sucedió algo inesperado, el sábado 12 de noviembre cuando ya habían superado más de 30 representaciones, se produce en el teatro un gran caos por un grupo de militares que habían ingresado con “trajes de paisanos” y que, al promediar la obra, armas en mano y en medio de una gritería desbordante, lograron detener la función.
Todos los diarios salieron a condenar el accionar de ese grupo de patrioteros exaltados y muchos escritores manifestaron defender “La libertad de ideas” en apoyo directo o indirecto a Collazo. No obstante, el malestar entre los militares llegaba al generalato y la obra bajó definitivamente de cartel. Pero la revista “El Teatro Nacional” que apenas andaba por su 5to número, en diciembre de 1910, publica íntegramente el texto; uno de esos pocos ejemplares se salvó de que el siglo le pasara por encima, por suerte llegó a mis manos y aquí está lo que fue la parte más molesta para los militares de entonces, de "Al Campo de Mayo" aunque ahora, claro está, por el polvo acumulado en 102 años, esto no molestaría a nadie. (o sí?). La obra se construye sobre el conflicto de un jóven (Mario) que es hijo de un comisario y que por hacer una vida "ligera" es obligado por su padre a ingresar al ejército; ante esta realidad, Mario se permite enjuiciar la disciplina, la vida cuartelera y la razón de ser de los militares de la época y esas escenas, que tanto revuelo causaron aquí están:


Intervienen en la escena: El Capitan, El Cabo y Mario, Luego Mario y el Cabo Santillán, Luego Bruto y los nombrados




Cha, Digo:
Un año después, Collazo estrena "Cha, Digo" que es un monólogo interpretado por Antoñito Podestá y que también fue duramente criticado y considerado inmoral por algunos críticos y que aquí publico integramente ya que apareció en Diciembre de 1911 en en Nro 18 de la revista teatral "Dramas y Comedias"
Son necesarias dos aclaraciones: Una; que en los teatros de la época, se entregaba a los espectadores una "contraseña" que era metálica cuando salían de la sala durante el intérvalo y algunos espectadores, si la obra no era buena, dedicidían no reingresar a la sala luego del intérvalo.Otra; Espirita y Eclair, que se nombran al final, eran dos caballos de carrera, ganadores de grandes premios como el Jockey Club de 1910.



Otras obras de Collazo:

Mi prima está loca!
La dama del Plaza Hotel
Jaque al rey
La chica del gorro verde
Y colorin, colorao...
Los muchachos no son malos...
Piadosas Mentiras
Una vieja se casó
Mi hermano, el seminarista
Y el burro tocó la flauta
Un hombre
Ojo, chicas, no se casen!
Madame Pachuli
Mi marido, el otro y yo
El café del Marselles
Cuidado con las mujeres!
La mano de Dios
La barra provinciana
La barra estudiantil
El presidiario

Un escena de "Una Vieja se Casó" de Francisco E. Collazo
Collazo también participó en política partidaria, conformando junto a Parravicini, José González Castillo, Belloso y otros, el "Partido Gente de Teatro" que ganó elecciones municipales en 1926, pero esa historia la cuento en otra oportunidad.

No hay comentarios: