Buscar este blog

"Nacida Ayer" con Fanny Navarro, Santiago Gomez Cou y Francisco Charmiello


 Las imagenes reproducen el afiche publicitario que anuncia la presentación de la obra el 7 de junio de 1947. El original pertenece a la colección privada de Roberto Famá coleccionesteatrales@gmail.com

 
FANNY NAVARRO
Héctor Olivera en su película, "Ay Juancito" es extremadamente agresivo a la hora de retratar a una de las mayores divas del cine y del teatro que ha dado este país: la señora Fanny Navarro. Olivera se esmera en retratarla con trazo grueso: según su película era una desaprensiva trepadora que, con tal de hacerse famosa, no dudó en subirse a la cama de Juan Duarte; hombre de finos bigotes, sospechado de corrupción, hermano de Eva Duarte y secretario privado del general Perón.
Pero la verdad que Olivera pretende ignorar es que en 1934, cuando Juan Duarte era apenas un modesto vendedor de jabón en Junín, Fanny Navarro ya figuraba en el reparto de una ópera en el Teatro Colón que encabezaba, nada menos, Claudia Muzzio, y cinco años después protagonizaba "Ambición", el film de Adelqui Millar. Cuatro años antes de que Perón llegara a la Presidencia,  la revista Antena (Ver foto) en su Nro 537 del 5 de junio de 1941 la dedicó su tapa.  Es obvio, entonces, que cuando Duarte la conoció, Fanny Navarro ya era toda una reconocida estrella, con éxitos resonantes en su carrera  una muy buena actriz, del drama, la comedia y la revista porteña, que brillaba en el Maipo tanto como en el Cervantes, con un entremés ligero o protagonizando el Antígona Vélez de Leopoldo Marechal y, además era hermosa, una muñequita de cabellos negros y sonrisa franca que al enamorarse de Juan Duarte se condenó a una serie de desgracias interminables. Si cometió errores, estos fueron agrandados por sus enemigos y los enemigos del peronismo (delaciones, confección de listas negras, bienes mal habidos, etc.) Quienes investigaron su vida nunca encontraron pruebas para acusarla de algo y, al contrario, descubren que ella fue, ya desde 1953 hasta su muerte, el chivo expiatorio del gobierno peronista en su caída, y de los siguientes gobiernos en su revancha. Una de las obsesiones de la Revolución Fusiladora de Aramburu  fue demostrar que Juan Duarte había sido asesinado. La comisión investigadora Nº 58 fue presidida por un tal  Molinari, pero en realidad estaba dirigida por Próspero Germán Fernández Alvariño, torturador sádico de la dictadura conocido como el Capitán Gandhi, que ordenó cortarle la cabeza al cadáver de Juan Duarte, con la excusa de analizar el orificio de la bala.  La necrofilia antiperonista de este personaje, no tuvo límites: durante uno de los interrogatorios a que fue sometida Fanny Navarro, el Capitán Gandhi mandó traer la cabeza tapada, que descubrió súbitamente ante la actriz. Esta se desvaneció. Jamás pudo recuperarse de ésta y otras crueldades. Aislada por sus colegas, su vida se precipitó como un meteorito. Los sesenta la sorprendieron con trabajo escaso y mal pago, al borde de la indigencia y con frecuentes ataques de pánico que la llevaron a sucesivos intentos de suicidio. Vivía prácticamente recluida, cuidando de su madre y de sus sobrinos. Enferma de las coronarias, de amargura y soledad, murió en 1971, a los 51 años.



Tapa revista Antena dedicada a Fanny Navarro

SANTIAGO GOMEZ COU
Debutó por primera vez integrando la compañía de Matilde Rivera y Enrique De Rosas en la obra teatral "El pato salvaje" de Ibsen, en el Teatro Comedia durante la temporada de 1928., con esa compañía realizó giras internacionales. En teatro se destacó en obras como "Lus de gas", "La casa de los Batallán", "Dios se lo pague", "Ardele", "Clerambrd", "Un guapo del 900". Participó en varias radios de Buenos Aires y Uruguay, integrando además los elencos de muchos radioteatros. Incursionó en televisión en ciclos como "Rolando Rivas, taxista", dio conferencias y charlas, realizó giras provinciales con el unipersonal "La crencha engrasada" y ocupó un cargo en la Asociación Argentina de Actores. A partir de la década del 60" debió secundar a figuras del espectáculo, participando en varias películas durante los años 60" y 70" con papeles menores. Realizó su última intervención cinematográfica en 1980 en "Los superagentes y la gran aventura del oro", de Carlos Galettini.
Su último trabajo lo hizo en 1983 en el Teatro de la Ribera actuando junto a Iris Marga y Juan Carlos Thorry en la obra "Hoy ensayo hoy", de Rodolfo Graziano.
Falleció a los 81 años en Buenos Aires el 24 de marzo de 1984.


FRANCISCO CHARMIELLO
Su primera relación "profesional" con lo artístico lo vio llevándole las guitarras (lo que hoy se conoce como "plomo") a algunos payadores, a quienes ayudaba a vender números de las rifas que costeaban los gastos de los no muy generosos payadores.
Jacobo A. De Diego en una "Silueta" publicada en Mundo Radial (1.12.49) destaca que fue músico "de foso" en espectáculos teatrales, y divulga un dato poco conocido: con José Salgado dirigieron el grupo filodramático Los Criticados, formado por "incomprendidos" de conjuntos similares.
De una nota del imprescindible Andrés Muñoz publicada en ¡Aquí Está! (13.1.49) extrajimos la información de sus misérrimos comienzos. La cosa empezó a mejorar cuando el actor Vicente Sabato (Charmiello lo define como su descubridor) lo recomendó al actor Silvestre Camacho, con quien debutó como característico en Un diplomático en apuros en el teatro América, poco antes de cumplir los veinte años de edad. Después de unos meses ingresó a la compañía española dirigida por Gaspar Núñez (de quien guarda un grato recuerdo, le marcaba los tipos y le hacía ensayar trabalenguas, para evitar los furcios), que se presentó en el Olimpo, con piezas como La bofetada, La carcajada y El conde de Montecristo, pero el público no acudió y la temporada culminó pronto. Volvió con Sabato en la misma sala, pero con intérpretes nacionales, con sainetes, zarzuelas y revistas. Siguió en otros teatros barriales (Boedo, América, Fénix).
El repertorio era ecléctico, según le contaba a Muñoz: "Un programa del Boedo incluía estas tres obras en un mismo día: Don Gaetano Cantalamessa, El cabo Rivero y Flor de un día. En otro programa del América figuraban estos títulos: Pasión y muerte de Jesús, Tu cuna fue un conventillo y La malquerida. Y para dar una idea completa de nuestro eclecticismo artístico citaré otro programa del Fénix: La fuerza ciega, El comandante Fajardo y La Pilarica. Trabajábamos a treinta centavos la sección y cambiábamos el cartel casi todos los días".

LA OBRA:
Harry Brock , un rudo millonario, viaja a Washngton, D.C. junto con su amante Emma Billie Dawn  y su corrupto abogado Jim Devery . El objeto del viaje es ‘’influir’’ sobre un par de políticos. El abogado también está interesado en que su empleador y su pareja se casen, para de esta manera impedir que ella pueda testificar en contra de su marido.
Pero el millonario está disconforme con los modales y la falta de educación de Emma Billie, a pesar de que él mismo lo hace peor; y decide, entonces, contratar al periodista Paul Verrall para que se encargue de educarla. Ella aprende rápidamente las nuevas enseñanzas y comienza a mostrar su inteligencia. El periodista se fascina con ella y ambos comienzan a enamorarse.
Sin enterarse de lo que está pasando, el abogado convence al millonario de traspasar sus fondos a favor de ella, con el fin de eludir y ocultarlos del fisco. Llegado el momento, el millonario Harry  requiere su dinero de vuelta, pero se enfrenta a una independizada Emma  y ambos entran en conflicto. Ella y el periodista Paul  deciden liberarse de la dominación de Harry, negociando la devolución del dinero poco a poco, a medida que Harry los vaya dejando en paz. Harry acepta, y Emma Billie y Paul se casan.

No hay comentarios: